ES
SEGUINOS EN FB Twitter RSS
BUSCAR

PERFIL DE ROSARIO PERFIL DE ROSARIO PERFIL DE ROSARIO

La ciudad de Rosario no tiene fundador ni fecha de fundación, sino que se formó a partir de un proceso espontáneo dado por la situación favorable que la misma atravesaba, tanto a nivel geográfico como económico.

Orígenes

Los primeros datos sobre las tierras ocupadas por la Rosario actual se remontan al siglo XVII, precisamente en 1689, cuando el capitán español Luis Romero de Pineda recibió estas tierras de los reyes de España en pleno proceso de colonización. Las tierras recibidas estaban a 27 leguas de Santa Fe- fundada en 1573-, desde el río Paraná al este, el arroyo Saladillo (que hoy conocemos por Ludueña) al norte, Paraje Matanzas al sur (entre lo que hoy es Arroyo Frías y Arroyo Seco), y al oeste todo lo que no tuviera dueño. Los terrenos comenzaron a poblarse y fueron nombrados como Pago de los Arroyos. Alrededor del siglo XVIII se establecieron algunas estancias en los alrededores, pero la convivencia y las disputas de las tierras entre los pueblos originarios (calchaquíes) y los nuevos pobladores no era sencilla.

La corona española consideró que debía dotar a las nuevas tierras de mayor organización, con lo que nombra al español Francisco de Farías alcalde de la Hermandad del Pago de los Arroyos. Este se constituyó como primera autoridad civil, y en 1741 dispuso la realización del primer censo. El mismo indicó que la población que se establecía en el Pago de los Arroyos era de 248 vecinos entre blancos, indios y mulatos. En 1751 fue designado como alcalde Santiago Montenegro, quien diagramó la organización de la futura ciudad, donó terrenos, y mandó a construir la antigua capilla y la plaza, donde hoy se sitúan la Plaza 25 de Mayo y la Catedral.

Cuna de la Bandera

Con la llegada de 1810 y la Revolución de Mayo, pasaron a ser el Cabildo y sus nuevas autoridades quiénes designaban a alcaldes y gobernadores; las costas del Río Paraná y de la Villa del Rosario, pasaron a ser protagonistas de las luchas por la independencia. En 1812, era necesario asegurar el dominio del nuevo gobierno patrio sobre el río Paraná para evitar el paso de la Marina Española, con lo que se ordenó la construcción de baterías en los ríos Uruguay y Paraná. En el Paraná se situaron sobre el pequeño pueblo de Villa del Rosario, confiándose el mando militar al General Manuel Belgrano.

Belgrano quería dar a la revolución un símbolo visible, y es así que propuso la adopción de la escarapela nacional el 13 de febrero de 1812. Al mismo tiempo, tomó como suya la responsabilidad de enarbolar una nueva bandera -ya que hasta ese momento se utilizaba el pabellón español-, lo que hace días más tarde, con motivo de la inauguración de las baterías Libertad e Independencia, establecidas respectivamente en las barrancas e islas del lugar. El 27 de Febrero de 1812 tomó juramento a sus soldados en las proximidades a donde hoy está emplazado el Monumento Nacional a la Bandera.

Declaración de Ciudad

El 5 de Agosto de 1852, por iniciativa del General Justo José de Urquiza, junto con el gobernador de Santa Fe Domingo Crespo, la Junta de Representantes de Santa Fe eleva a Rosario al rango de ciudad. Para tal nombramiento, se tuvo en cuenta el crecimiento observado en el número de habitantes, el posicionamiento del lugar en la región del litoral, y su proyección en el comercio a partir de la apertura a la libre navegación de los ríos y la construcción de ferrocarriles.

Como consecuencia de la organización institucional del país -plasmada en la Constitución de 1853-, la provincia de Santa Fe sanciona su propia constitución provincial en mayo de 1856, estableciendo como primer eslabón de la organización institucional las municipalidades. Seguidamente, en 1858, la legislatura santafesina, promulga la creación de la primera municipalidad en territorio provincial: la de Rosario. Como forma de gobierno se preveía un cuerpo deliberativo electivo y un concejo ejecutor que llevara adelante las iniciativas del primero.

En 1872, bajo la gobernación de Simón de Iriondo, se dicta la nueva Constitución de la provincia de Santa Fe, que establece la creación de un Concejo Deliberante con similares funciones a las actuales, y crea el cargo de intendente municipal, electo por los propios vecinos. El primer intendente de Rosario fue Octavio Grandoli, y para ese tiempo la ciudad ya contaba con 50.000 habitantes.

Crecimiento

Para 1880, Rosario ya era el primer puerto exportador de la Argentina. Esto produjo un aumento demográfico importante, atrayendo a corrientes inmigratorias y migraciones internas que posteriormente le dieron a Rosario las características de ciudad gringa.

De los 248 habitantes que en 1741 tenía el Pago de los Arroyos, en 1858 la población se elevó a 9.785. Entre 1870 y 1880 ingresó un promedio de 3.000 inmigrantes por año. En 1895, fecha de la fundación del Banco Municipal, la ciudad presentaba un auspicioso movimiento comercial, fruto de la actividad de sus 92.000 habitantes.

En el año 1900 la población era de 112.461 habitantes, y ya en 1947 pudo verse el impacto de las corrientes inmigratorias posteriores a las guerras mundiales, alcanzando la población un total de 467.937 habitantes.

El crecimiento de los barrios tuvo un desarrollo típico: primero la iglesia, frente a ella la plaza, luego las escuelas, comisarías, residencias destacadas de los notables de la zona (generalmente comerciantes y profesionales), y luego las viviendas de los obreros y empleados; luego, con el crecer la población, el club social y deportivo, el cine, los bares y los comercios.

La ciudad se desarrolló con el aumento de la producción agrícola y la intensificación de las actividades portuarias.

 
Banco Municipal
Municipalidad de Rosario