ES
SEGUINOS EN FB Twitter RSS
BUSCAR

TURISMO TURISMO TURISMO

La ciudad de Rosario no ha sido históricamente calificada como turística. No hace mucho tiempo, el ícono más destacable de la localidad era el Monumento Nacional a la Bandera, cuyo valor y significancia histórica lo convertían prácticamente en el único atractivo para realizar una visita. Sin embargo, en los últimos años se ha incrementado considerablemente la cantidad de visitantes que llegan a Rosario desde otras ciudades, tanto del interior del país como del resto del mundo, que viajan por placer como para participar de congresos o convenciones.

Quienes visitan la ciudad por ocio encuentran, hoy en día, una oferta de actividades más variada respecto a la disponible hace una o dos décadas. A la visita obligada al Monumento Nacional a la Bandera y los paseos tradicionales por el Parque Independencia y el histórico Boulevard Oroño, se han sumado algunas opciones que estaban presentes en el pasado pero no eran demasiado explotadas, tales como el patrimonio arquitectónico o el paisaje natural que ofrece el río Paraná. En este sentido, gran parte de la renovación de la imagen de la ciudad se debe a la gran apertura realizada hacia el río y el “reciclado” del uso de la ribera, lo que permitió ganar hectáreas de espacios verdes. Asimismo, los viajeros cuentan hoy con la opción de visitar los grandes centros comerciales que ofrece la ciudad -que permitieron la transformación de Rosario en una “ciudad de compras”-, hoteles de alta categoría, y grandes desarrollos inmobiliarios, como es el caso de Puerto Norte. 

Por su parte, Rosario se ha instalado también como plaza elegida para la realización de eventos deportivos, congresos y convenciones, hecho que respondió a factores como la oferta variada de servicios conexos que ofrece la ciudad; el hecho de que suele considerársela como más "amigable" para el turista en relación con Capital Federal; su ubicación estratégica en el centro de una red de caminos (autopistas Rosario-Santa Fe, Rosario-Córdoba, Rosario- Buenos Aires y el puente Rosario-Victoria) y la potencialidad que ofrece el recientemente remodelado Aeropuerto Internacional Rosario Islas Malvinas.

Con respecto a la disponibilidad de infraestructura hotelera, la oferta de plazas se ha incrementado fuertemente desde el año 2006, alcanzando valores cercanos a 228.000 plazas disponibles hacia octubre de 2017. Asimismo, también se observa una diversificación de la oferta: en los últimos cinco años abrieron los primeros dos hoteles cinco estrellas de la ciudad, lo que responde a una demanda hotelera más exigente. También han proliferado los hostels y alojamientos especiales para hombres de negocios.

Lo promisorio del fenómeno es que no se detiene. Con varios proyectos en ejecución, es posible afirmar que la ciudad continuará afianzándose como destino turístico deseado tanto por la población argentina como por la no residente.

INFORMES ESPECIALES
 
Banco Municipal
Municipalidad de Rosario